Skip links

Como identificar las penalizaciones de Google

This post is also available in: Español English (Inglés)

Las penalizaciones de Google son un castigo impuesto a las páginas web por no cumplir las directrices para webmasters. Estas penalizaciones pueden ser muy negativas para el tráfico de nuestra web al causar que Google nos haga perder posiciones en las búsquedas y sitios web partner de Google o, incluso, en caso de infracciones graves, nos desindexe(borra de sus bases de datos). Por ello, es esencial saber identificarlas para poder reaccionar y resolver el problema cuanto antes.

Tipos de Penalizaciones de Google

Podemos clasificar estas penalizaciones por su origen, causa o extensión.

Según el origen de la sanción existen dos tipos: algorítmica y manual. Las sanciones más comunes son las algorítmicas, que son aquellas impuestas automáticamente por el algoritmo de Google. Estas sanciones son más difíciles de identificar ya que no recibiremos aviso. El segundo tipo de penalización es la manual. Estas penalizaciones son impuestas por un editor de google que ha revisado nuestra página. Son mucho más fáciles de detectar que las algorítmicas ya que Google nos envía una notificación a través del panel del Search Console y un email, por esto es importante revisar regularmente nuestra cuenta de gmail asociada aunque no sea nuestro email principal. 

Según su causa podemos poner dos ejemplos importantes, thin content y pure spam. Las penalizaciones por thin content son causadas por tener escaso contenido y contenidos duplicados. Este tipo de penalización es fácil de identificar y corregir en webs pequeñas pero en webs grandes puede ser muy complicado. Las penalizaciones por pure spam se aplican al abusar de publicidad y afiliados, contenidos plagiados, webs mal spineadas, …, o simplemente por una reiteración de sanciones.

La extensión de estas penalizaciones puede variar, pueden afectar a todo el dominio o simplemente a una parte de nuestra página.

Síntomas de una penalización de Google

En caso de que la sanción sea algorítmica y no recibamos aviso, debemos conocer los síntomas más frecuentes de una penalización. Estos incluyen: 

-Una caída importante de visitas en nuestra página web. Es importante asegurarnos de que esto no es debido a otras causas como pueden ser, una bajada estacional de tráfico o un cambio en el algoritmo de Google.

-La desaparición de páginas en las búsquedas de Google.

-La desindexación de nuestra web o una parte de ella. Es importante verificar que no es un error nuestro, por ejemplo, haber dejado errores 404.

-Keywords desaparecidos.

Una forma rápida y sencilla para ver si hemos sido penalizados es escribir «site” (que singifica «tu dominio») en la búsqueda de google.  Si no obtenemos ningún resultado es que nuestro dominio ha sido desindexado por parte de Google y para las busquedas nuestra web ya no existe. En este caso sabremos claramente que nuestra web ha sido penalizada. No obstante, aunque nuestra pagina siga apareciendo en los resultados también podría estar penalizada. En este caso tendremos que entrar en la herramienta “Google Webmaster Tools” y dirigirnos a la sección “Errores de Rastreo” ahí podremos ver todos los problemas que tiene nuestro dominio y tomar medidas para resolverlo.

Falsas alarmas de penalizadas de Google

Google rankings

A veces, aunque parezca que nuestra web haya sido penalizada, puede no ser el caso. Se podría tratar de: 

-Fluctuaciones habituales en la búsqueda de Google. En algunos casos, nos encontraremos que el tráfico a nuestra web baja de forma inesperada. Sin embargo, debemos tener paciencia y esperar a ver si el tráfico se recupera, ya que es habitual que haya fluctuaciones en la búsqueda de Google.

-Nos supera la competencia. Es posible que la competencia se haya puesto las pilas y hayan optimizado su SEO y ahora nos superen en la competición por la posición en los resultados de búsqueda. 

-Cambios a nuestra web. Cualquier cambio a nuestra web puede afectar a los resultados de búsqueda. Ya sean cambios grandes como modificar el dominio o cambios más pequeños como pueden ser redirecciones 301, cambios en la arquitectura, cambio de programa que usamos para editar la web, cambios en diseño, etc. 

Reaccionar ante penalizaciones de Google

En el caso de que nos impongan una sanción, sea manual o algorítmica, debemos dirigirnos a la Google Search console. Si es manual, debemos centrarnos en resolver el problema descrito en ella y a continuación, pedir una revisión al editor de Google. Sin embargo, en el caso de una sanción algorítmica iremos a la sección de errores de rastreo, allí saldrán los errores que pueden estar causando  esta penalización. Deberemos intentar corregirlos.

Como hemos podido ver, reaccionar ante las penalizaciones que nos puede imponer Google, es crucial para mantener el tráfico a nuestra página web, que hoy en día, es nuestra mejor herramienta para atraer clientes. Para ello es importante saber identificar, diagnosticar y solucionar estas penalizaciones. ¡En Zink estamos preparados para ayudarte con esto y mucho más!

Leave a comment